lunes, 6 de julio de 2015

Una película que me gustó en todos los aspectos

No soy una persona cinéfila, prefiero leer... de hecho sólo veo películas que me recomiendan, no creo nunca haber llegado al cine sin saber qué voy a ver.

Hace unos días un nuevo amigo me recomendó una película argentina "El lado oscuro del corazón", lo que he visto de cine hispanoamericano me ha gustado, pero lo que me ganó es que muchos diálogos son poemas, literal, el protagonista recita poesía. Varios de los poemas son de Benedetti, su poesía no me gusta, pero en el contexto de la película, crecieron, se hicieron más bellos, fue como si le pintaran ilustraciones.

La película me gustó en muchísimos niveles, pero primero hablaré de las metáforas que encontré: El protagonista suele medir a las personas recitándole poemas conocidos y cuando las mujeres no son lo que él espera, específicamente que no vuelan, las tira a un hoyo desde su cama, como lo hago yo cuando después de follar no hay una plática interesante, como lo hacemos todos cuando después del sexo no hay nada más. El protagonista es un poeta y conoce a la muerte, directamente y habla con ella y la vuelve loca ¿Qué otra persona, más que un poeta podría hacer eso?... El protagonista le entrega su corazón literalmente a una prostituta de la que se enamoró porque conoce de poesía y porque vuela, literal, ella lo corre, evidentemente, ella no quiere otra vida, no quiere amor, ella es feliz y libre así. Él consigue dinero recitando poesía en las calles, a las personas que conducen autos, consigue también comer carne asada en un puesto dándole poemas al dueño que luego va a recitárselos a su amada. Oliverio es capaz de ver a sus otras personalidades o lados e interactúa con ellas. Oliverio se niega a crecer y madurar, lo que se representa con un tren de juguete. Su madre le habla a través de la figura de una vaca.

Las canciones también son conocidas y van tan bien con la película, como un collage, dónde cosas muy diferentes logran una amalgama de buen gusto: Somos, Inolvidable y por supuesto, "Algo contigo" que es una canción que conocí hace pocos meses, alguien que me quería me la dedicó y se quedó en mí, como a veces pasa con las canciones, los poemas, los libros y hasta los lugares.

Me identifiqué mucho con la protagonista, es libre, tiene 30 años, es madre, lee poesía pero no es una intelectual, sólo la disfruta y la vive... Tiene un objetivo y no va a permitir que nada, ni siquiera el amor, la desvía de él.

Por otro lado, sale el propio Mario Benedetti actuando, recita poemas en alemán, pero a él no le va tan bien como a Oliverio. Me impresionó mucho ver la cara del buen Benedetti en esa película, y no en conferencias litararias, qué es  la imagen que tenía de él.

Finalmente, lo que más me gustó es la idea que deja sobre el amor... el amor es y termina; el amor acepta a la persona amada tal y como es, sin cambiarla; en el amor a veces se pierde, pero siempre te deja algo valioso. Mi frase de la película, irónicamente, no es ningún poema, mi frase de la película es cuando ella le dice: "Yo también.... pero puedo quererte sin tenerte. Hemos volado juntos ¿Qué más hace falta".



No hay comentarios.:

Publicar un comentario