miércoles, 30 de diciembre de 2015

La figura materna jodiéndonos la vida por siempre

Lo que sigue es una queja, una queja larga y aburrida que necesito sacar de mi ser. Muchos son los ensayos y textos que se han hecho sobre la figura materna como símbolo del patriarcado para subordinar a la mujer... y aunque los hemos leído y lo conocemos ¿Qué tan conscientes somos de la sombra de la figura materna en nuestra vida diaria?

Soy una persona que no se imaginaba la vida siendo madre, nunca quise tener hijos y usaba un método anticonceptivo hormonal que no funcionó. Cuando descubrí que estaba embarazada fue una noticia terrible. En ese momento acababa de hacerse legal el aborto en D.F. Sin embargo no tengo familiares allá y no estaba enterada del procedimiento, ni siquiera estoy segura de que hubiera clínicas ya instaladas como ahora. No pude tener acceso al aborto, aunque sí lo desaba.

Tampoco quise arriesgarme a un aborto clandestino así que decidí aceptar que sería madre. Por supuesto con esos antecedentes tuve depresión post parto y tardé mucho tiempo en "disfrutar" la maternidad. Y lo pongo entre comillas porque para mí, no digo que para tod@s, no es disfrutar. es hacerse cargo de una gran responsabilidad.

Por todo lo anterior pienso que mi maternidad es muy diferente a la de una persona que siempre quiso tener hijos y con un embarazo deseado. Seguramente nuestros sentimientos al parir fueron distintos, nuestras ideas y expectativas también lo son. Cada maternidad es diferente. Una madre joven tiene ciertos problemas, una madre grande, otros problemas. Una madre casada y una madre soltera. Una madre de un sólo hijo y una madre de cuatro. Una madre que trabaja, una madre que no lo hace, etc.

Aceptamos que todas las personas somos diferentes, al menos de dientes para afuera, pero la maternidad no. La maternidad se ve como algo único, una sola manera, una serie de reglas que cumplir cuyo premio es ser llamad@ "buena madre". Un parámetro: si estás cerca del parámetro estás "bien" si te alejas de él está mal.

Y aquí viene la sombra de la "figura materna" a chingarnos la vida: Eres madre casada que no trabaja y sólo se dedica a su hijo "Pues para no trabajar debería de traer mejor peinado a su hijo". Eres madre soltera que trabaja: "Su hijo se la pasa solo todo el día, ni lo atiende". Has tenido más de una pareja: "Es una puta y no piensa en su hijo". No tiene pareja: "Debería casarse para darle una buena vida a su hijo". Tienes una relación estable de unión libre con el padre de tus hijo "No sé por qué no se casa, sería lo mejor para su hijo" etc... Mala madre siempre. No importa cuanto te esfuerces, entierres tus sueños o te dediques siempre serás una mala madre ¿Y cómo no serlo? Somos humanos. Errores siempre habrá.

Aunque estoy consciente de las expectativas casi inalcanzables de la "figura materna" que la sociedad nos impone y no las sigo, tantos comentarios y tantas críticas contra mi maternidad a veces llegan a hacer mella. Entonces me pregunto si estoy haciendo las cosas bien, si realmente soy tan mala madre como parece. A veces pienso que quizá los consejos de mi mamá no son tan malos: casarme para tener un apoyo ya que sola no podré, dejar de tener vida propia para vivir a través de mi hijo. Pero, aunque tengo momentos de debilidad, siempre termino recuperándome.

Mi madre fue una "figura maternal" modelo. No se dedicó a su carrera por cuidarnos en la casa, se levantaba a las 5 de la mañana a hacernos un desayuno perfecto, nos llevaba y traía de la escuela. No tuvo vida social, ni cumplió sus sueños personales por ser una "buena madre" y sin duda lo fue. Pero ¿Valió la pena? Ni siquiera fuimos el "producto" que se supone debimos haber sido después de tanto esfuerzo y sacrificio. ¿Valió la pena anularse para ser una buena madre?.

Afortunadamente hace tiempo yo decidí que mi maternidad no me definiría, es parte importante de mi vida, pero no lo único. Soy una persona completa, no sólo madre y las decisiones las tomo en base a muchas cosas, no sólo en base a mi hijo. ¿Soy una egoísta? ¿Soy una mala madre? Probablemente y lo seguiré siendo.

1 comentario:

  1. Yo siempre te he visto como un modelo de maternidad. Tú visión de la maternidad probablmente no es la norma, pero mia el cochino mundo que tenemos..hace falta gente que críe a sus hijos fuera de la norma.

    ResponderEliminar