miércoles, 27 de enero de 2016

Cuando mis ideas se enfriaron y tomaron una forma más real y ecuánime

Con los años me he vuelto más moderada en mis ideas, no sé si tiene que ver con la edad, con que me rodeo de personas muy racionales que me debaten constantemente o con esa palabra tan trillada y subjetiva "madurez". Pero no pienso haber perdido mis ideales, sólo que ahora son más realistas y mesurados.
¿Sigo siendo feminista? Sí, pero ahora soy tan racional que me atrevo a señalar lo que considero criticable del movimiento. 
¿Sigo siendo de izquierda? No estoy segura, quizá coincida con algunas cuestiones, pero mis ideas políticas más bien se han enfocado hacia los Derechos Humanos y la labor del ciudadano común. Me he vuelto apartidista y seguidora de las Asociaciones formadas por personas preocupadas.
¿Sigo preocupándome por desenmascarar el amor romántico, las relaciones enfermizas y los actos controladores y codependientes que la sociedad exalta? Sí, por supuesto, pero ahora ya no trato de que las personas piensen lo que yo pienso, explico, doy argumentos... si hicieron "click" en esa personita con la que hablo excelente, y si no también. Con el tiempo comprendí que las personas tienen todo el derecho a vivir relaciones violentas si así lo desean, eso sí, si un día me piden ayuda, ahí estaré.

Quizá me he vuelto más tolerante, ya no discuto con las personas, cuando una plática homofóbica me incomoda dejo en claro que me parece ofensiva y me retiro, pero no más. Puedo escuchar a personas creyentes, etc. ¿Será que mi celo magisterial ha muerto? Bueno, tratar con adolescentes nacidos a principios del milenio si que te quita las esperanzas en muchos aspectos, pero las generaciones siguientes me siguen dando esperanza...

¿Cómo me describo en este momento? Una persona que ve los avances que se han dado en materia de Derechos Humanos, pero que no deja de observar que no son las mayorías las que asimilan y aprecian estos cambios. No lo veo como algo malo, creo que estoy llegando a un momento ecuánime en mi idealismo, veremos que me traerán los próximos años.

1 comentario:

  1. Creo que es lo que me ha pasado a mí también. Ya varias veces te he platicado que incluso me llega a molestar porque me siento desapegada de muchas ideas que quizá, románticamente, me gustaría apoyar al 100% o más apasionadamente.

    Como sea, al final creo que prefiero ser más moderada con mis ideas que pecar de fanática irracional.

    ResponderEliminar