jueves, 31 de marzo de 2016

La sombra del violentador

Me había olvidado del violentador por dos años, mi vida transcurrió  tranquila y feliz (por fin) y pasaron muchas cosas buenas. Pero entonces, hace ya varios meses recibí un email de él y eso lo puso otra vez en el mapa.

Yo le daba el beneficio de la duda: Cuando por fin logré terminar con él no volvió a molestarme (seguramente porque le dejé claro que ya estaba apoyada por mis padres). Antes hacía cosas como hacer múltiples llamadas a mi teléfono para seguir hiriéndome o llegar a mi casa y tocar sin parar hasta que se le abría. Pero después de que le dije que era el fin definitivo, dejó de acosarme. La última vez que hablé con él me dijo que llevaba terapia y como, efectivamente, ya no me buscaba, quise suponer que la terapia había surtido efecto.

Pero no, como dije anteriormente, hace ya varios meses volvió a contactarme: me envió una carta para pedirme básicamente una tarde para verlo y hablar porque "tenía que decirme tantas cosas". Really, really?. Las pocas esperanzas de que hubiera cambiado y que la terapia le hubiera servido obviamente, con esa carta, se desvanecieron. ¿En qué mente enferma de romanticismo cabe la posibilidad de que la víctima de todos sus abusos esté dispuesta a verlo? en la suya, al parecer.

Después de eso decidí ver que había sido de su vida y ¡Vaya sorpresa que me llevé! El tipo da terapia a personas que han sido violentadas... Me preocupan varias cosas: Si aún sin saber nada del tema el tipo era sumamente peligroso ahora que está empapado de esos conocimientos puede hacer mucho daño si se lo propone. En segundo lugar, a mí me da escalofríos pensar que está "tratando" a personas vulnerables, exactamente el tipo de personas que pueden ser sus víctimas. Y en tercer lugar: Él pone en sus páginas que es Dr. (y sí lo es, pero no el área de Psicología) y da terapia sin tener los estudios necesarios para hacerlo, eso es ilegal. Pregunté a varias personas dónde podía denunciar la anomalía y nadie me supo dar respuesta. 

Si decido desenmascararlo en público, mediante las redes sociales, temo que vuelva el acoso hacia mi persona. Además él tiene carisma, seguidores y un talento natural para hacer alboroto sobre lo que él considera "injusticias hacia su persona". Así que básicamente no sé qué hacer. Y ésto lo escribo sólo para desahogarme. Ese tipo siempre se superará a sí mismo, sólo puedo agradecer que pude salir de sus garraS y ya no tiene nada qué ver con mi vida. Y espero, de verdad espero, que sus pacientes no terminen siendo sus víctimas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario