miércoles, 7 de marzo de 2018

Soliloquio

El maquillaje sólo cubre las ojeras, no la tristeza.
Ídolos abstractos: libertad, felicidad, bienestar.
Detrás de los panorámicos hay asentamientos,
detrás de mis viajes, vacío.
Un lugar, nido, hogar, destino.
No le tengo miedo a la soledad,
Le temo a la precariedad, esa que me saluda desde hace meses,
y me guiña los ojos flotando sobre mi cama todas las noches.
Deja los espejismos de las carreteras,
deja de enamorarte de las letras,
termina tu obsesión con los kilómetros oxidados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario